martes, 27 de marzo de 2007

Mis gloriosos hermanos y el eterno problema de la traducción de los títulos


El título original de este film canadiense es C.R.A.Z.Y. ¿Cómo llegamos de estas iniciales separadas por puntos a una rebautización tan horrible como inexacta? La película se centra en una familia, y en esa familia está mamá, papá y cinco hijos que, obviamente, son hermanos, pero que no son gloriosos ni mucho menos. Uno es un nerd que lee hasta las etiquetas de los envases de aderezos; otro es un deportista cuyo hobbie consiste en tirarse pedos regularmente; también forma parte del quinteto el benjamín de la casa que no recuerdo haberlo escuchado hablar en toda la película; y por último quedan los dos más conflictivos cuyos personajes logran que esta película exista y sea interesante. El drogadicto y el gay. Este último es el verdadero protagonista del film, y sus diferencias con su padre y su hermano descarriado generan las escenas trascendentes de la historia. Por este motivo, sigo sin entender el desafortunado título local. Más acertado hubiese sido "Mi padre machista y mi hermano jeringa". Si la idea fue pensar un título más atractivo para el subestimado espectador local, el resultado es un falso anunciador de lo que se verá. Porque a fuerza de llevar más gente a las salas, lo que los distribuidores terminan logrando es vender como comedia liviana un film como este que en realidad es más complejo y drámatico de lo que su jocoso título indica. Y esta cuestíón se extiende a muchas de las películas que se estrenan con su título original cambiado. Afortunadamente, en lo que va de 2007, encontramos muchos estrenos en los cuales, o bien se tradujo literalmente su titulo original o simplemente se lo dejó en su idioma de origen. Entre los primeros casos encontramos: Cartas desde Iwo Jima, Diamante de sangre, Más extraño que la ficción, La reina, etc. Y entre los segundos, podemos citar a Babel, Borat, Scoop y Paris, je t´aime. Pero nunca perdonaremos la traducción de Mis gloriosos hermanos y, mucho menos, la de María Antonieta "La reina adolescente".


P.D: Vayan a ver C.R.A.Z.Y que, aunque se extiende en su duración innecesariamente, tiene escenas buenísimas, música idem, delirios varios y algún que otro momento emotivo que provocaron algunas lágrimas en mi persona.


1 comentario:

crazy beats dijo...

Es re crazy la pelicula!

esta muy buena!... los hermanos no son gloriosos pero si lo son! porque son geniales... aunque el drogon y el puto se lleven todas las miradas!!!

veanla que esta buena!!!

besos
celuloide fucked up junkie boy